¿De que estamos hablando? – (V)

Siguiendo la saga sobre la magnitud de las empresas/negocio/industria de los juegos de mesa modernos en España, me hago eco de un tema que ha llenado de opiniones ( y aveces casi sangre) en el foro de la BSK.

Ha sido un tema largo, con 322 opiniones y casi 5000 visitas… resumiendo para el que no se lo quiera leer todo,

  • Que cada juego es un mundo para marcar su precio.
  • Su precio no tiene que ver en muchos casos con sus componentes, si no con las circunstancias de su edición.
  •  Y en la industria nacional se están dando los pasos que se pueden.

Vamos lo de siempre, que ya sabemos que esto es muy pequeño, pero por lo menos gracias a la intervención de 2 tenderos (uno de Generación X ) , la gente a sabido como se mueve “el tema más comercial” , si tenéis un momento leeroslo…

Y a modo de resumen digo en uno de ellos…

“…Es imposible generalizar y decir que un juego es caro o barato, porque las circunstancias en que se ha realizado marcan como de la noche al día su precio… no solo hay un diseñador, un editor y un comprador, hay miles de detalles y matices que hacen cada precio y producto un elemento único y el comprador ha de saber si quiere/puede/debe/le dejan/le apetece comprar un juego determinado. Hay productos por sus características que parecen caros y dejan muy poco dinero para la cadena y otros que parecen baratos que dejan mucho dinero…”

Y también, algo sobre lo que deberíamos reflexionar los profesionales…

“… pienso que nos miramos muchas veces el ombligo y los arboles no nos dejan ver el bosque… a veces nos comportamos como pirañas dentro de un cubo intentando cazar moscas…”

Nota: Una sola tienda de Zara factura más que todo el sector de “juegos modernos” en España… una sola tienda, nuestro negocio a nivel nacional es ¿anecdotico?

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo mundo lúdico, reflexiones

3 Respuestas a “¿De que estamos hablando? – (V)

  1. Chechu

    ¿Cuánta gente trabaja para Zara?, ¿dónde están ubicadas las fábricas de Zara?, vestirse y alimentarse son dos necesidades esenciales para el ser humano… no creo que se pueda comparar con un hobby como los juegos de mesa (no necesarios para salir a la calle ni para sobrevivir); eso sí, el resumen es perfecto y me ahorraría leerme el kilométrico post de LaBSK (si no me lo hubiera leído ya, claro). 😉

    Estas conclusiones son extrapolables a los profesionales del sector lúdico… por poner un ejemplo al azar, el de los artistas gráficos:

    – Cada artista es un mundo para marcar el precio de sus trabajos.
    – Su precio no tiene que ver en muchos casos con las capacidades o la calidad de su trabajo sino con las “circunstancias” de la edición del producto.
    – En la industria nacional se están dando los pasos que se pueden (no los que se quieren).

  2. Seda

    Yo, personalmente, creo que perdemos un poco la visión global. Para mi ningun juego es caro (salvo casos excepcionales de juegos descatalogados), si comparamos con cualquier otra oferta de ocio, un juego es un chollazo.
    Dicho esto, y centrandonos un poco más en el tema, creo que la valoración del jugador no tiene tanto que ver con que si el coste de la producción de un juego se corresponde con su precio, si no con que si el juego lo vale. Es decir es tan buen juego para que pague lo que vale? O con este otro que es más barato voy a disfrutar mas?
    Quizá halla juegos que no merezcan ser editados.

  3. Scherzo

    Buenas, sí que es cierto que en general, cuando se habla de si un juego es caro o no, casi siempre se hace tomando como criterio de comparación únicamente los componentes. Frases del tipo “es que 40 euros por un juego de cartas…” no es raro escucharlas.

    A mí personalmente me parece que los juegos de mesa a veces son caros, pero eso no significa que no lo valgan. Yo he comprado en ocasiones juegos caros, que me ha costado poder comprar, pero que no me arrepiento lo más mínimo de haberlo hecho. Y si pudiera, como seguro que nos pasará a más de uno, compraría muchos más.

    Un juego de 30-40 euros al que termino jugando 50-60 veces (o más), me parece una auténtica ganga, y su precio bien lo vale y habré pagado ese dinero gustosamente por él. Ir a ver una peli con tus palomita s y tu coca cola te cuesta lo mismo que muchos de los juegos de mesa, y es sólo entretenimiento para una hora y media. Un juego de mesa te proporciona entretenimiento ilimitado mientras te siga gustando jugarlo. Me parece que merecen la pena y que no es un ocio caro en realidad.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s